Butragueño, a cuv3: “En el palco sufres. Es mejor ser jugador”

Emilio Butragueño atendió a cuv3 en su despacho personal

A pocas horas de un nuevo clásico entre el Real Madrid y el Barcelona, “El buitre” atiende a cuv3 en su despacho situado dentro de las oficinas de Presidencia del Real Madrid. Con la tranquilidad del que ha toreado y ahora ve los toros desde la barrera repasa su vida, triunfos deportivos y nos hace partícipes de su filosofía: “Dar lo máximo allá donde estés”.

Pregunta:  ¿Qué supone representar a un club como el Real Madrid?

Respuesta: El Real Madrid aspira a ser el mejor del mundo y como club es uno de los mejores del mundo, por lo que implica una gran responsabilidad por un lado y por otro, un gran honor. Si hay que trabajar para un club, hay que trabajar para éste. Es un privilegio para todos nosotros.

P: ¿Qué importancia tiene para el Real Madrid las redes sociales y qué uso hacen de ellas?

R: Las redes sociales hoy en día son muy importantes, nos permiten estar en contacto con todos los aficionados en cualquier parte del planeta de manera instantánea y la verdad es que los números son espectaculares. Es una ventana que se ha abierto en los últimos años para tener una relación directa con los aficionados; el mundo está cambiando y éste es un buen ejemplo.

P: ¿Cómo se vive el fútbol desde el palco habiendo sido jugador? ¿Si pudiera, volvería a vestirse de corto?

R: Es mucho mejor ser jugador de fútbol. Cuando eres jugador, eres protagonista; puedes intervenir y cambiar el destino. En cambio, desde arriba, no puedes hacer nada y sufres. En cualquier caso es tu club, trabajas todos los días aquí y sientes una gran identificación pero no tiene nada que ver. Ser jugador es lo más grande que a uno le puede suceder, pero también es verdad que cuando no puedes ser jugador de fútbol el estar dentro del club trabajando y echando una mano también es una gran ventaja. Estar en el palco es estar un poco más cerca del equipo.

Butragueño con la selección nacional

P:  ¿Qué título le gustaría ver en su palmarés y no lo ha ganado durante su etapa profesional?

R: La Copa de Europa a escala de clubes y el Campeonato del mundo a escala de selecciones. Lo que han vivido Casillas, Sergio Ramos o cualquier jugador de la selección nacional. España llevaba muchos años esperándolo, en los últimos 25 años casi siempre se estuvo cerca de algo parecido, siempre nos faltó ese pasito y ellos han sido capaces de darlo, y eso es lo más grande a lo que aspira un jugador.

P: ¿Es verdad que llegó a compatibilizar el jugar en el Real Madrid con cumplir el servicio militar obligatorio?

R: Yo empecé el servicio militar antes de incorporarme al Real Madrid, cuando aún no había cumplido los 18. Comencé la mili el 18 de julio y el 1 de agosto me incorporé al Real Madrid de tercera división. Tuve la gran suerte de que durante el servicio militar no perdí ningún entrenamiento, ningún partido. También he de reconocer que los militares me ayudaron mucho. Yo por supuesto tenía que hacer mis refuerzos y mis imaginarias y escoltas pero lo pude compatibilizar con el fútbol, de tal manera que la semana intentaba ajustarla para poder cumplir con mis obligaciones militares y al mismo tiempo pudiera jugar al fútbol.  Tuve mucha suerte, el servicio militar me duró 15 meses desde julio del año 81 hasta octubre del 82, que fue el periodo justo en el que estuve en el tercer equipo. Después ascendí al Castilla, pero tuve la suerte de que pude compaginar ambas actividades.

P:  ¿Se ve reflejado hoy en día en algún jugador en activo?

R: No, en cuanto a juego no, cada uno es como es, cada uno tiene sus características, sinceramente no.

Butragueño fue el estandarte de "la quinta del buitre"

P:  ¿Cómo llevan sus hijos que su padre sea “el buitre”?

R: Cuando volvemos a España en mi casa no hay trofeos, fotos, camisetas, no hay nada, con lo cual nunca les dijimos a los niños que yo había sido jugador ni nada por el estilo. Cuando regreso al Real Madrid en enero del año 2001 ya como ejecutivo sí que de repente aparezco mucho en los periódicos otra vez porque vuelvo al club y demás, y ellos empiezan a sorprenderse en el colegio, porque les empiezan a decir ¡Mira, los hijos de Butragueño! Una tarde Natalia, que ya en esa fecha tenía 7 años le dice a mi mujer: Oye mamá, ¿qué pasa con papá?, ¿quién es papá? Ellos no sabían quién era yo, y ya mi mujer se lo explica. Ellos han crecido viendo a los jugadores con bastante normalidad, ellos no le dan importancia.

P: ¿Le gustaría que siguieran sus pasos?

R: Emilio juega en un equipo de barrio, se lo pasa bien y tampoco nosotros le presionamos en exceso, si tiene que suceder algo, que suceda. Él ya tiene dieciséis, yo lo que quiero es que sea un buen estudiante y preparar bien su futuro. En principio es muy difícil ser jugador profesional, pero ya veremos.

P:  ¿Cómo ve su futuro y el de la institución centenaria a la que representa?

R: El futuro del club bien, muy estable desde el punto de vista económico. Hay un modelo hasta ahora muy eficiente. También es verdad que hay elecciones cada cuatro años. Nosotros tendremos elecciones dentro de año y medio si no es antes y siempre es una incógnita lo que puede pasar, pero bueno, ahora mismo la situación del club es muy buena en todos los sentidos y luego en el plano deportivo siempre dependemos de los títulos, hay muy buena plantilla; yo creo que va a luchar el equipo por todos los títulos, pero esto del fútbol es imprevisible. El club está muy bien, es muy estable en todos los sentidos.

P:  ¿Y su futuro?

R: ¿El mío? Pues no lo sé, porque nadie sabe qué va a pasar con su futuro. Yo he tenido mucha suerte en la vida. Ahora estoy aquí y uno nunca sabe cuanto tiempo va a estar en un lugar, por lo tanto, tampoco me planteo nada en firme. Cuando empecé a jugar al fútbol en el tercer equipo del Real Madrid tampoco me planteé el ser profesional ni estar mucho tiempo en el primer equipo y prácticamente he estado ahí toda la vida. Hay que intentar dar de sí lo máximo allá donde estés cada día, intentar mejorar cada día y la vida ya decidirá qué hacer contigo.

(Con información de Borja Mira Lillo)

About Pablo de Lucas

Estudiante de 4º de periodismo.