“¿Que no hay trabajo? Invéntatelo. La publicidad no es sólo una gran agencia”

| 16 diciembre, 2011
Ana Álvarez, Directora General de Anita Ideas

Ana Álvarez, Directora General de Anita Ideas

Si algo podemos afirmar con certeza es que hay determinadas profesiones y cometidos profesionales casi totalmente vocacionales, y la Publicidad y las RR.PP, especialmente en su vertiente creativa, es una de ellas.

Así lo personifica Ana Álvarez, directora general de Santa Creata, empresa especializada en Branding Interno. Lo cierto es que en la mayor parte de ocasiones, cuando el consumidor piensa en la comunicación que una marca comercial lleva a cabo, dibuja un mapa mental de las múltiples estrategias que ésta teje, para comunicar sus valores al mercado.

Sin embargo, el éxito o fracaso de estos valores radica, en su mayor parte, en el equipo humano que compone esa marca y que es en definitiva quién los lleva a cabo. De este modo, una empresa en la que sus trabajadores no se encuentran satisfechos nunca sacará el mayor rendimiento posible, y por lo tanto estará desperdiciando muchos de sus recursos. La clave se sitúa en tres pilares fundamentales: establecer una personalidad que se transmita en todo momento, ser coherente para propiciar la credibilidad y crear un lazo emocional duradero.

Este planteamiento podría ejemplificarse a la perfección en lo que Ana Álvarez define como un “clásico de clásicos”, Apple, que consigue a través del orgullo de pertenencia de sus empleados que la experiencia y relación del consumidor con la marca sean excelentes. “Antes de tener cualquiera de sus productos, lo deseas, y cuando te haces con uno, te sientes bien”, afirma.

Sin embargo, esta idea que hoy nos puede parecer muy sencilla, para la directora de una de las más prestigiosas empresas de branding tiene un origen que se remonta al momento en el que decide dedicarse al mundo de la comunicación y la publicidad.“Cuando la televisión aún era en blanco y negro, me encantaba pasarme horas frente a ella mirando todo lo que sucedía en esa caja que me resultaba mágica -recuerda Álvarez-. Aprendía todos los jingles y repetía una y mil veces las frases de las actrices de aquel entonces. Y lo tuve claro: tenía que dedicarme a hacer cosas que salieran en la tele“.

Sin embargo, ninguna decisión importante está exenta de trabajo, y en el caso de la creatividad, muy importante a la hora de desarrollar estrategias diferentes y eficaces para las distintas marcas del sector, resulta especialmente significativa la multidisciplinaridad. “Para ser un buen creativo, debes entender de actualidad, de arte, de literatura, marketing… ¡de todo! No puedes comunicar sin saber, porque al final la gente lo nota. Debes saber ponerte en la piel del otro. No sabes cuándo te puede tocar una cuenta que requiera que sepas algo en especial”, explica esta publicista.

Así, la formación parece siempre asentarse como un valor seguro de cara a un futuro que actualmente, y al menos desde el punto de vista laboral y económico, resulta en parte desalentador. Ante la reducción de la inversión publicitaria, Ana Álvarez está convencida de que “una crisis es el momento para desprenderse de lo innecesario, pero la inversión en innovación, publicidad e imagen de una empresa es imprescindible”.

Consejos para los que empiezan

Ante este escenario, Álvarez tiene claro qué consejo daría a los futuros publicistas: “No es una cuestión de puertas que se abran o de contactos, dependes de tu habilidad, tu instinto y tu astucia para conseguir lo que quieres. Debes preguntarte qué tienen esas personas que, al parecer, siempre tienen suerte y consiguen los mejores trabajos. Puedo asegurar que en la mayoría de los casos no es una cuestión de mérito, sino de saber venderse”.

“¿Que no hay trabajo? Invéntatelo. Pero, o te comes a la realidad o ella te come. La publicidad no es sólo una gran agencia. Analiza qué es lo que realmente te gusta y ve a por ello”, agrega.

¿Se puede mantener siempre la innovación? Ante esto, la respuesta de Ana Álvarez es firme: “La innovación no tiene por qué ser la creación de algo totalmente diferente. A veces simplificar lo existente o mejorar mínimamente algo, ya se convierte en innovador. Y, ¿a quién no le gusta evolucionar?”.

Etiquetas: , , , , ,

Sección: Actualidad de la FCOM, Artículos, Publicidad y RR.PP.

Sobre el autor ()

Comments are closed.