LQDVI: testimonios que dan sentido a unas siglas

“Hoy quiero ser un provocador”. Así arrancaba Jorge Font, esquiador acuático, su entrevista para los micrófonos de cuv3 instantes antes de comenzar su ponencia en el Congreso “Lo que de verdad importa”, celebrado en el Palacio de Congresos de Madrid. El deportista, tetrapléjico tras sufrir una caída durante uno de sus entrenamientos, quiso mandar el mensaje de que debemos ver la vida como un regalo, para dejar huella y aprender a sonreírla. “Lo que de verdad importa es una invitación a buscar respuestas”, declaró Font sobre lo que suponía la asistencia de más de 2.000 jóvenes al evento.  “Para mí, es ensanchar mi vida y la de los demás, poder compartirla con vosotros”, explicaba el esquiador de origen mexicano.

Tranquilo y con un discurso pausado, Jorge Font lograba dominar los nervios antes de subirse al escenario donde recordaría su accidente y la entereza con la que salió hacia delante. “Quiero provocar un viaje interior para que cada uno descubra en su corazón un rincón nuevo”, afirmaba con rotundidad, siendo consciente de la catarsis que quería hacer sentir al público.

Pedro García Aguado, exjugador de waterpolo y recientemente presentador en el programa “Hermano mayor” o “El campamento”, fue el encargado de poner la nota cómica en el evento y en desarrollar la complicidad con la juventud. Para García Aguado, se trata de una experiencia vital. “Con esto se puede transmitir a todos los chavales aprendizajes, experiencias de personas que han tenido que superar situaciones complicadas”, explicó ante los micrófonos de cuv3. Especifica cuál es la mejor forma de calar en la mentalidad de los adolescentes: “Consiste en no echar la charla; decir me pasó esto y puedes ponerlo en práctica”.

Directo y al grano, el que fuera portero de la selección española de waterpolo cree que estos congresos tienen muchas virtudes. “Es como una semilla que plantamos en sus cabezas y a lo mejor florecen una vez que pasen las puertas. A  la mayoría se les queda”, recuerda de anteriores experiencias.

Para García Aguado, hay un valor que destaca sobre los jóvenes. “Coherencia”, asegura, desmontando el estigma que marca a los adolescentes como descomprometidos con la sociedad. “Me gusta que los chavales sean coherentes con lo que hacen y dicen”, señaló. Sin titubear, tiene claro que es lo que de verdad importa: “Tener salud”.

Irene Villa: “Queremos transmitir fortalezas humanas”

Irene Villa acudió al evento como invitada de lujo, tras asistir como ponente durante años anteriores. En uno de los descansos, atendió a los micrófonos de cuv3. “Queremos transmitir fortalezas humanas, energía positiva, esperanza, ganas de superarte, de luchar y saber que en la vida quien se ayuda eres tú y que nada es imposible. Podemos ser más solidarios y ayudar más”, destaca.

Perseverancia”. Así describe Irene Villa que significa para ella LQDVI. “Con voluntad y constancia no hay nada que te propongas y no consigas. Significa luchar por sobrevivir, ayudar y ser feliz”, destacó. En cuanto a los valores que dejan congresos como este, Irene Villa no sabe cuál de todos destacar en concreto: “Esperanza, familia, amor, sacrificio, entrega, solidaridad. Son todos muy importantes”, señala. “¿Qué es lo que de verdad importa?”, se pregunta. “Saber que se puede. Si se puede, sales hacia delante”, explicó.

(Con información de Sandra Sánchez Merinero)

También te puede interesar.

Top