“Se nos ha olvidado formar a buenas personas con sensibilidad”

| 24 noviembre, 2011

Felipe Santos, profesor de Movimientos Artísticos del Centro Universitario Villanueva, ha sido galardonado, junto a Bárbara Celis, con el Premio Paco Rabal de periodismo cultural por su artículo “El miedo creador de Pina Bausch“, dedicado a la bailarina y coreógrafa alemana fallecida en 2009, una de las grandes figuras de la danza internacional contemporánea. En una entrevista concedida a cuv3, Santos ofrece su visión sobre la artista alemana y en general sobre la formación sobre arte que se ofrece en España.

Pregunta: ¿Por qué decidió escribir un artículo sobre Pina Bausch?

Respuesta: Había visto algunas coreografías suyas y me intrigó bastante su personalidad. Por diferentes caminos me la fui encontrando hasta su fallecimiento el junio de 2009. Es una artista muy importante, tal es así que directores de cine como Pedro Almodóvar recurrieron a ella para algunas de sus películas. Wim Wenders, director de cine alemán, estaba elaborando un documental sobre la vida de la coreógrafa cuando me di cuenta de que además dos de sus películas estaban en el festival de cine alemán de 2010 que se celebró en Madrid: “Sueños de Baile” y “Señoras y caballeros de más de 65″. Una de sus coreografías, Kontakthof, que en un principio era para bailarines profesionales, acabó siendo un experimento que Pina utilizó para ver cómo cambiaban las vidas de quienes la bailaban o ensayaban, ya que se basaban en el contacto puramente corporal. Bailarines amateur de más de 65 años de edad lo probaron y más tarde pasó el relevo a menores de 14 años. La película antes mencionada se basa en los niños amateurs de edad inferior a 14 años que experimentaban estas sensaciones. Fue estrenada en el Festival de Berlín de ese año.

P: ¿Por qué cree que el miedo que sentía la artista la hacía más creativa?

R: Porque te pone en una situación límite. Existen dos tipos de miedos: el que paraliza y no te deja reaccionar, y el que sufren los artistas continuamente. Los pintores ante un lienzo en blanco, los escritores ante unas hojas vacías, y Pina en concreto hacia ese pálpito de no tener nada planificado. Le espoleaba para salir de esa situación y así hacer algo que mereciera la pena.

P: ¿Qué hace especial a Pina Bausch sobre el resto de artistas, y en concreto coreógrafos?

R: Pina tiene un lenguaje único. Con ella empieza lo que se puede denominar el híbrido de la danza-teatro. Este es un elemento fundamental en sus composiciones. Lo que menos importancia tiene en sus coreografías son los pasos, frente a la expresión corporal que es a lo que ella le importa. Sus pasos no son los ortodoxos de la escuela clásica, ni tampoco veremos a sus bailarinas con un tutú. Ella va más allá, transforma los gestos cotidianos en pasos de baile.

P: ¿Se puede enmarcar a Bausch en alguna corriente?

R: Si hay que enmarcarla en una corriente, podría considerarse que es neo-expresionista, pero considero que no hay que ponerle etiquetas a todo. Consigue transmitir el mundo interior de los personajes con los movimientos que realizan. Se mueve por ello en un universo que se encuentra a caballo entre lo realista y lo onírico. Todo surge de la gran observación que realizaba la artista de su entorno y concretamente de ella misma. Contempló todas las artes y de ahí fue capaz de sacar algo muy fresco y vivo. Su propio arte, que la hace tan única y conecta tanto con nuestros sentimientos.

P: Como profesor de la asignatura Movimientos Artísticos Contemporáneos que imparte en el Centro Universitario Villanueva, ¿qué opina sobre la formación que tienen los alumnos en el ámbito del arte?

R: La formación artística es insuficiente. Si no se conoce la tradición pictórica es complicado poder llegar a comprender las vanguardias y la abstracción que es en concreto lo más difícil de entender. En el siglo XX se pone en tela de juicio todo lo realizado en épocas anteriores.

P: ¿Qué haría para cambiar esta situación?

R: Estamos obcecados con formar buenos trabajadores y se nos ha olvidado formar buenas personas con la sensibilidad suficiente para comprender el mundo que nos rodea. Por ello no solamente es importante estudiar una carrera, sino atender a otros ámbitos de la formación personal. Ahora se preparan más para trabajar que para saber. Se centran en la técnica y lo puramente material dejando de lado algo tan importante como es educar el gusto, la sensibilidad, la creatividad… Para hablar de un cuadro se necesita cultivar la sensibilidad. Los alumnos vienen del sistema educativo con ese sentido atrofiado.

P: ¿Por qué cree que se le da más importancia a la pintura frente al resto de las artes?

R: No es posible ampliar la asignatura a las siete artes por la falta de tiempo. Creo que prevalece la pintura porque es una de las que ha sufrido más cambios en los últimos siglos. En mi asignatura también atiendo a las otras artes, y me gusta centrarme en las vidas de los artistas para poder contextualizarlos en su época. Por ello he de seleccionar los que me parecen más interesantes y así poder avanzar con los distintos movimientos que van surgiendo y no quedarnos sin tiempo.

Etiquetas: , , , , ,

Sección: Actualidad de la FCOM, Artículos

Sobre el autor ()

Alumna de 4 de Comunicación Audiovisual

Comments are closed.