Alejandro Casaseca (“There be dragons”): “Humildad es una buena palabra”

Alejandro Casaseca, que se hizo popular por interpretar a Toni en El Internado,  ha llevado a cabo un nuevo proyecto, la película There be Dragons“ (“Encontrarás dragones”) con Roland Joffé, director de “La Misión” o “Los gritos del silencio”. Acudió al Centro Universitario Villanueva para contar todos los detalles.

Se presentó como una persona abierta y con opiniones muy firmes. Comenzó haciendo mucho hincapié en la honestidad y en la humildad. “Lo que os tiene que motivar es lo que queréis hacer para los demás, no para vosotros mismos”, aconsejó. Cree que “el éxito da fama y dinero… pero eso no lo es todo. Casi siempre es más interesante cuando uno se olvida de esto“.

“Humildad es una palabra muy buena, ponedla en todos lados. Tenemos que escucharnos y ser honestos”, afirma Casaseca, y advierte de que el ser humano es muy soberbio y se está olvidando de lo que le rodea.

Seguramente parezca muy obvio pero está seguro de que “lo importante es hacer lo que uno tiene que hacer”. A esto no faltó la pregunta de un alumno curioso: “¿Y cómo sé qué es lo que tengo que hacer?”, a lo que el ponente, muy sincero, contestó: “No lo sé, pero supongo que con verdad, cariño, inteligencia y rigor técnico”.

Casaseca cuenta que gran parte de la película There be dragons se rodó en Argentina. “Allí todo es más barato, se pueden permitir contratar a muchísima gente”, explicó.

La cinta se estrena en España este viernes 25 de marzo, y está basada en la vida de san Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. Ha costado entre 25 y 30 millones de euros. En EEUU se podrá ver en 700 pantallas a partir del próximo 6 de mayo.

Ha trabajado en Incautos, Rec, o El Internado. Abandonó su carrera de derecho para estudiar arte dramático. “Para hacer de yonki estuve dos semanas sin ducharme ni afeitarme para poder construir el personaje”, recuerda. Intenta organizarse de la mejor forma posible porque viaja mucho pero sabe que “su trabajo está separado por fronteras o idiomas”.

Casaseca explica que muchos directores tienen que estudiar arte dramático para entender el papel de los actores, ya que “el director está al servicio de la historia al igual que el actor. El cine es un proceso vivo“.

Asegura que no es una persona frívola, y le agobia que la gente alucine con él. Cuenta que la novia de un amigo le pidió un autógrafo y él le dijo: “Hombre, pero si eres la novia de mi amigo”, bromeó entre risas con los alumnos. No tiene miedo al éxito, pero le asusta, aunque también reconoce que le apetece. “El éxito es una experiencia que mi profesión me ofrece vivir, aunque tiene que ser muy complicado”, reconoce.

Para terminar, dio un consejo: “Hay algo anterior al dinero, recordadlo siempre. Seguramente vale más la pena estar en el Sevilla de titular cobrando un millón que de suplente en el Real Madrid cobrando tres millones”.

(Con información de Francisco García)

Authors

También te puede interesar.

Top